Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 16 de mayo de 2013

Crítica sobre la clase de Ética.

Bueno, supongo que esto es algo personal y cada uno tendrá su punto de vista, así que voy a dar el mío sobre las famosas clases de Ética de nuestro héroe y profesor Enrique.
Tiene digamos una forma muy peculiar de explicar Ética, una forma animada y con unas sencillas reglas, es decir, aprendemos divirtiéndonos. En su clase hay tiempo de todo, nos lo pasamos bien, o al menos yo, pero descuida, cuando tiene que actuar como profesor enfadado lo hace, aunque la mayor parte de las veces con un punto de ironía y sarcasmo. Todo el mundo habla muy bien de él en el instituto, y la verdad es que se ha ganado el respeto de hasta los alumnos más problemáticos y eso es de admirar.
Vale, vamos a hablar de sus clases. Veamos, a mi me gusta mucho la manera que tiene de explicar, de dar pequeña materia cada hora a la semana que tenemos con él y explicarnos con ejemplos que nosotros podamos entender, es decir, de la vida que llevamos los jóvenes. También, se molesta al empezar la clase en dar un breve resumen de lo que hemos dado anteriormente para que no se nos olvide nada, y aunque son pequeños detalles, marcan la diferencia, ya que refrescándote lo de la clase anterior, te ayuda a enterarte más de la materia que se va a dar ese día.
Tiene unos criterios para mi gusto muy buenos, ya que nos da siempre la posibilidad de aprobar muy fácilmente  Los exámenes me gustan mucho porque aunque en algunos ponga preguntas graciosas, nos sirven para reflexionar y nos hace pensar mucho y quieras que no eso es de agradecer porque así sabemos lo que hemos aprendido.
Que yo piense ahora no hay nada malo que pueda decir, solo espero que ojalá vuelva a coincidir otra vez con él, porque es un buenísimo profesor.
Y esto es todo por hoy, o quizás no, pero es que lo bueno, se da en pequeñas dosis.

jueves, 11 de abril de 2013

En busca de una felicidad inalcanzable.

Muchas personas se preguntan qué es la felicidad, o qué hay que hacer para adquirirla, otros mencionan que la felicidad es el dinero, pero que el dinero no lo es todo. Yo no soy una persona feliz por lo tanto no se cómo se siente cuando se está en ese estado, en esa armonía, pero supongo, que la clave está en sentirse bien con uno mismo. Si te sientes bien contigo mismo, estás a gusto con la vida que estás llevando y estás alcanzando todas tus metas y lo que desde un principio de has propuesto, todos nos haríamos esta pregunta: '¿Qué más se puede pedir?'. Muchas personas creen ser felices cuando en realidad no lo son, debido a que se crean una realidad en su mente que en verdad no existe, entonces se da lugar a una felicidad falsa te sientes bien con algo que no existe. Yo no quiero eso, yo para estar creándome películas en mi mente con el fin de hacerme creer a mi misma que soy feliz, no llego a ningún lado y la que en el fondo se perjudica soy yo misma, yo prefiero ser feliz viendo la vida como es, apreciando las cosas buenas que te ofrece y vivir al límite cada momento, porque ningún momento se repite dos veces.
Para mi la felicidad es un estado de ánimo inalcanzable, ya que nunca se consigue siempre lo que esperas, o la vida a veces nos trata de una manera injusta pero que hay ser optimista y valorar siempre lo que tienes a tu lado. Si tiene que llegar la felicidad a mi vida, llegará, pero yo no seré la que forzará eso.

miércoles, 20 de febrero de 2013

Valor moral: robo.

Bueno esta vez os contaré una historia para que saquéis vosotros vuestra propia conclusión, yo al final de la historia daré mi punto de vista y a ver que os parece. 


Pedro, un chico sencillo, alegre, tranquilo, no se solía meter en líos. Le gustaban las carreras de coches y la música, tocaba la batería en un grupo que tenía organizado con sus amigos, eso le llenaba muchísimo. Un día, salió con los compañeros del grupo a tomar unas copas a un local, todo parecía ir bien hasta que al ir a tomar de la copa que había pedido le habían echado una pastilla, él sin saberlo se la tomó, y los amigos se estaba riendo, cuando él le dijo que qué había pasado, los chicos no dijeron nada hasta que Pedro al tomar la segunda copa se dio cuenta de que no sabía igual, entonces sus amigos no tuvieron otra salida que confesarle todo lo que había pasado. Ellos no lo hicieron con maldad pero en realidad lo que habían hecho era incitar a Pedro a caer en las drogas. Y así fue. 
Llevaba varios meses sin aparecer por el grupo sin comunicarse con nadie, hasta que un día se le encuentran por la calle con su madre que habían vuelto de rehabilitación, ellos no se lo podían imaginar, entonces fueron corriendo a abrazarle y a pedirle perdón. Pedro, se recuperó del error que tuvo por culpa de sus amigos pero la economía en casa no iba muy bien, por tanto para agradecer a su madre lo que hizo por él se fue a la calle con la excusa de que arreglaría ese problema que tenían, la madre estaba preocupada pero le dejó ir porque confiaba en él. No se podían creer lo que iba a pasar cuando salió por las noticias que habían atracado un banco y Pedro se presento en casa con un botín de dinero, la madre le preguntó que si lo que veía no era real, que no podía ser real, que él no podía haber hecho eso, pero por salvar a su familia, cometió un error muy grande. 

Nota: Vemos claramente el valor moral, el robo. Pedro decidió robar. Lo cual ya es un valor moral que está considerado por casi todo el mundo como poco ético o inmoral. Pero al ser un robo hecho por el bien de una familia para 'salvarles' económicamente  sabiendo que si lo hacía todo les iría mucho mejor, es un robo menor, otro valor moral algo más distinto ya que hay gente que lo considera como algo bueno ya que si lo hacen los políticos porque no hacerlo nosotros también o que no es para nada más que para sobrevivir, por eso tanta gente no lo ve malo. 

viernes, 18 de enero de 2013

Aprender a respetar.

Dicen que si quieres que te respeten, debes tu respetar también, con las tradiciones pasan igual. Pienso que cada persona se ha criado de una forma diferente y que a ti, te han criado de otra muy distinta. Como decía en la otra entrada, no hay que menospreciar a alguien porque tenga otras creencias, otras costumbres o tradiciones, más bien cada uno de nosotros deberíamos de aprender un poco de cultura para así entender a las otras personas y aprender a respetar, ya te parezca bien, o mal. 
Cada uno tiene su forma de pensar, pero sí que es verdad que para respetar esas costumbres antes tienes que saber de donde proceden para que las puedas llegar a entender, para algunos poblados, la matanza de animales solo la utilizan para la comida, para poder alimentarse, cuando ellos vienen aquí, no entienden como los españoles podemos matar a un animal simplemente por diversión, ellos no lo aceptan, pero lo respetan, nosotros, de igual manera también tenemos que saber respetar en ese sentido, porque nosotros a la mínima ya podemos decir barbaridades, pero no nos damos cuenta a veces que es un insulto para ellos o mucho más. Ninguna costumbre es igual y cada uno de nosotros tampoco podemos hacer nada por cambiarlo, a muchos nos gustaría hasta cambiar las nuestras propias, véase las corridas de toros, pero cuando no puedes hacer nada, aún luchando por ello no puedes, aunque las esperanzas estén ahí. Concluyendo, mientras sean tus costumbres, todo estará bien, si son las de los demás te parecerá una perdida de tiempo, una barbaridad o simplemente por la razón que sea no la respetarás, y así será hasta que aprendamos.

domingo, 25 de noviembre de 2012

Racismo como algo normal.

Muchas personas opinan que el racismo es algo normal, que está bien pensar así ya que por separarnos de ellos por una clase social o por un color, ya somos superiores a ellos. Nacimos iguales en derecho y dignidad y eso, muchas personas no lo entienden. Todos somos personas y todos tenemos sentimientos nadie es superior a otro, pero la sociedad te obliga a ser racista. En mi opinión, hay dos tipos de racismo, el primero; El que discriminas a una persona por el color de piel, por el simple hecho de comer, o por otros factores y luego está el racismo que experimentas porque personas que vienen a tu país sin papeles y sin nada, están dispuestas a quitarte a ti tu trabajo, el pan de cada día, porque vienen aquí y se comportan de una manera que si estuvieran en su país no lo harían, porque vienen aquí y son capaces de matar, y luego decir que España no sirve para nada cuando el venir aquí les ha hecho que puedan seguir viviendo, por todo eso, muchas personas son racistas. Y es normal, que pensando así, muchas personas digan: ''si tan mal están aquí, que se vayan a su país''. No es que estén siendo racistas, son por los comportamientos que traen, que si te comportas bien, se puede convivir contigo y te estás ganando las cosas honradamente con tus papeles, no hay ningún problema. Pero ya cuando la gente se empieza a meter con un extranjero porque no tenga el mismo tono de piel que tú o porque te molesta su presencia cuando vas por la calle, eso es de tener una enfermedad, porque tienes miedo al cambio, a lo distinto.
Por eso pienso que cada uno es consecuente de lo que hace y cada uno piensa de una forma distinta, tanto ellos de nosotros que nosotros de ellos, por eso para poder evitar eso en algún futuro, los padres deberían de aplicárselo a sus hijos desde pequeños, tanto de raza negra como de blanca. Pero mientras tanto, todo el mundo seguirá pensando que es lo normal.



domingo, 21 de octubre de 2012

El tema que recibe tantas opiniones: la crisis.

Crisis, el tema tan hablado por millones de personas en todo el mundo. Crisis en boca de mendigos, crisis en boca de ciudadanos, crisis en boca de jefes y crisis en boca de políticos. Todo el mundo habla mucho pero nadie hace nada, lo único que se les ocurre es recortar. Recortar de donde había poco, por supuesto estoy en contra, ya que hacen recortes en algo que perjudica a la población, como siempre. La educación, algo existencial, algo que es totalmente necesario si quieren que la juventud progrese y sea algo el día de mañana se atreven a recortar, se atreven a limitar algo que es primordial. Ellos eso no lo ven, ya que ellos ya tienen la vida solucionada y un sueldo ganado ya de por vida, pero ninguno son capaces de preguntarse: ''¿Qué va a ser de la juventud?''. Nosotros, los más pequeños viendo las cosas como lo estamos viendo, de mal, de que España no se va a recuperar de esto, a los que nos importa nuestro futuro lo pasamos mal, por ellos, hacemos huelga y encima, hay personas que se quejan, que no se pueden imaginar como nosotros hacemos huelga si a nosotros no nos afecta nada, ¡mentira!
Me parece muy triste el estado en el que se encuentra la sociedad y que personas que no tienen la culpa de nada paguen por los errores que comete el gobierno en este país. En mi opinión, ningún presidente va a poder solucionar el error que cometieron en su momento si lo único que hacen es recortar, sin mirar los millones de personas que hay en el paro o las cantidades de familia que se quedan todos los días sin comer. Recortan mucho pero ninguno de ellos se recorta el sueldo, ni ellos ni la iglesia. Y los que estamos en el otro lado no nos queda más que manifestarnos aunque no nos oigan.